EL AVISO ¡¡¡URGENTE!!!


¡HIJITOS PREPARAOS, PORQUE EL SANTO ESPÍRITU DE DIOS MUY PRONTO TOCARÁ A LA PUERTA DE VUESTRA ALMA, PARA LLEVAROS A LA ETERNIDAD!

 

NOVIEMBRE 27 2017 – 11: 35 A.M.

 

LLAMADO URGENTE DE MARÍA SANTIFICADORA A LA HUMANIDAD

 

Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor, esté con todos vosotros.

 

Mis niños, se están agotando los últimos instantes de misericordia, la humanidad muy pronto pasará por la eternidad. Con el Aviso de mi Padre, se estará terminando el tiempo de Misericordia. Hago un llamado urgente a toda la humanidad, sin distinción de razas, credos, ni religiones, para que estén preparados para este gran acontecimiento que os transformará espiritualmente. Faltan días ya, para que se agote en su totalidad la Misericordia de Dios en vuestro mundo; en medio del Cisma, la guerra y la crisis económica, llegará el Aviso de mi Padre.

 

Hijitos, el cielo está muy triste por el mal comportamiento de esta humanidad, muchos por su maldad y pecado, no van resistir el juicio que se les hará en la eternidad y van a perderse eternamente. Estamos agotando todos los recursos, buscando la forma de que esta humanidad despierte de su letargo espiritual; pero no, cada día el pecado y la maldad se intensifican más. Muchas almas se están perdiendo y muchas más se van a perder cuando llegue el Aviso.

 

Sentimos gran tristeza al ver que ésta humanidad no quiere acogerse a los llamados del cielo. Como Madre de la humanidad, os pido mis hijitos fieles, que deis a conocer los mensajes del cielo a todos vuestros hermanos y en especial a aquellos que están más apartados de Dios. No os quedéis quietos, acordaos que todos sois misioneros por el bautismo. Aprovechad la tecnología de este mundo y ponedla al servicio del cielo, para que a través de ella, evangelicéis a todos aquellos hijitos que no saben, ni tienen idea de la llegada del Aviso.

 

Es urgente que se evangelice sobre este tema, para que mis pequeños despierten, tomen conciencia y se preparen, para la llegada de este gran acontecimiento. Hijitos, muchas almas si no se evangeliza a tiempo, se van a perder por falta de conocimiento.

 

Os pido mis predilectos (Sacerdotes) que le prestéis atención a los mensajes del cielo y le habléis al pueblo de Dios sobre ellos; la inmensa mayoría de la humanidad, necesita apartarse del mal camino y prepararse espiritualmente, para que pueda encontrar en su paso por la eternidad, la misericordia que los libre de perderse eternamente.

 

Hijitos preparaos, porque el Santo Espíritu de Dios muy pronto tocará a la puerta de vuestra alma, para llevaros a la eternidad. Nuevamente os digo, haced buenas

confesiones de vida, recibid lo más que podáis el Cuerpo y la Sangre de mi Hijo; estad alertas y vigilantes con vuestras lámparas encendidas con la oración, para que cuando llegue mi Hijo, os encuentre despiertos, podáis abrirle la puerta y cenar con El. Hijitos, el Tribunal Supremo os está esperando en la eternidad; poned pues vuestras cuentas en orden, para cuando lleguéis, podáis ser justificados.

<

p style=”text-align:justify;”>
 

Os ama vuestra Madre, María Santificadora.

Fuente: http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Anuncios

NAVIDAD 2014


1004. En la próxima Navidad, la celebración de Mi Nacimiento será reemplazada por una gran ceremonia

Miércoles, 25 de diciembre del 2013, a las 09:50 hrs.

Mi muy querida y amada hija, Yo Soy la Palabra hecha Carne. Mi Cuerpo abraza al mundo hoy, pero el mundo, mientras este celebrando la Navidad, es impermeable a Mi Plan de Salvación.

La Navidad ya ha llegado a no ser más una celebración de Mi Nacimiento, sino un sustituto pagano, en donde todos los honores son entregados en pos de falsedades. ¡Cuán débil ha llegado a ser la fe de los Cristianos! ¡Cómo han olvidado todo lo que Yo enseñé al mundo! ¡Cuánto se preocupan acerca de los consuelos materiales, que solo se convertirán en polvo, y en donde ignoran completamente el estado de sus almas!

Los tiempos han caído sobre ustedes, en donde la fe de la mayoría de los Cristianos ha llegado a ser tan débil, que hay poca discusión o referencia hecha a Mi Gloriosa Divinidad. Mis Enseñanzas ya no tienen ningún verdadero significado en sus vidas, y muchos sacerdotes ya no Me aman como deberían. No, hija Mía, ellos verdaderamente no Me conocen.

Yo no descansaré hasta que Mi Voz sea oída, hasta que Yo los despierte a ustedes al llamado a renovar su fe. Pronto su fe en Mí se debilitará incluso más. Tan ocupados estarán, absorbidos en asuntos políticos, relacionados a países en donde la guerra y la pobreza están rampantes, que ustedes Me olvidarán. Yo seré sustituido en su fe por Mis enemigos, que posan como Mis siervos, y que los llevarán a ustedes más lejos y más lejos de Mí.

En la próxima Navidad, la celebración de Mi Nacimiento será reemplazada por una gran ceremonia, que aplaudirá la obra de aquellos impostores, que desfilan en Mi Iglesia, usando las vestiduras que sirven solo para engañar a los fieles. En ese día, ellos aplaudirán al dios de la justicia social, los derechos humanos y el dinero, que dirán que ellos han creado para el hambre mundial. Pero sepan esto: Todas estas cosas presentadas al mundo en Mi Santo Nombre, solo sirven a un propósito: Ese es: alejarlos a ustedes de la Palabra, la cual es Mi Carne. Mi Carne es Mi Cuerpo. Mi Cuerpo es Mi Iglesia. Cuando aquellos, que dicen que ellos son de Mi Iglesia, no veneran Mi Santa Palabra, pero en cambio, abrazan y tratan de controlar las políticas mundiales, entonces ellos nunca pueden decir que son Míos! El momento ha llegado para que la división – el sisma anunciado – se lleve a cabo y este será rápido.

Ustedes solo pueden amar a un Dios y el único camino a Mi Padre es a través de Mí, Su Hijo Unigénito. Sepárense de Mí, en persecución de campañas políticas, que luchan para promover los derechos humanos y la justicia social como un sustituto por la Palabra, y entonces ustedes Me negarán a Mí.

Mi Corazón está pesado en este momento. Yo les doy esta advertencia, para que ustedes no caigan en el error y en la más astuta trampa, que será colocada delante de ustedes, por los discípulos de Mi némesis – el diablo.

Su Jesús