DÍAS MAS CORTOS


Parte final del mensaje dado por la Santa Virgencita Maria el 20 de Mayo de 2018:

Hijitos, los días ya no son de 24 horas, si no de 16, el tiempo va a acortarse más a medida que se vayan desatando los acontecimientos; todo llegará al límite de las 12 horas, tiempo en cual comenzará la Justicia de Dios. Mirad pues mis niños que se os está acabando el tiempo y muchos de vosotros, continuáis dándole la espalda a mi Hijo, haciendo caso omiso a nuestros llamados a la conversión. ¡Despertad hijitos rebeldes de una vez de vuestro letargo, porque de seguir dormidos por el pecado, os vais a perder eternamente! Las últimas campanadas de Misericordia se están agotando,el Aviso cada vez está más cerca; tan cerca que os va a coger sin estar preparados. ¡Recapacitad, hijitos rebeldes, mirad que el tiempo ya no es tiempo! ¿Qué estáis esperando para volver a Dios? La noche muy pronto llegará y con ella la Justicia de Dios; corred a poner vuestras cuentas en orden, porque el cisma se aproxima y si vuestra fe, no está cimentada en la Palabra de Dios, muchos os vais a perder, por la crisis que padecerá la Iglesia de mi Hijo. De nuevo os digo hijitos, no soltéis mi Rosario y pedid mi Santa Intercesión a todo instante, para que podáis sobrellevar los días de tribulación que se aproximan.

Mensajes del Cielo

Anuncios

PRIMER ¡AY! DE LA HUMANIDAD



Falta muy poco para que suceda, el asteroide ya viene en camino y caerá en el mar (Atlántico), es un castigo de Dios por la indiferencia e incredulidad del hombre por no creer en los mensajes recibidos por distintas personas en el mundo (niños, adultos y ancianos) y dados a conocer por distintos medios comunicacionales.

Uno de los países que será afectado (Puerto Rico, que ya fue devastado por un huracán), y como dice en un mensaje, no alcanzará a levantarse.

En un aviso de nuestro señor, nos dice que el asteroide en el último momento modificará su órbita y se dirigirá a la tierra (pero no sé si se refiere a este).

En un mensaje de hace un par de años atrás, nos informó que el hombre logrará partir en dos el asteroide, en donde el trozo grande caerá en el mar y el más pequeño en tierra (pero tampoco sé, si se refiere a este asteroide).

No sé, si en este evento serán llevadas las almas inocentes (mini rapto).

TIEMPO DE MISERICORDIA

Este período que está por terminar, es para que las personas se conviertan (por amor) a Dios o a Jesús. Creo que debe terminar con el AVISO o ILUMINACION DE LA CONCIENCIA, ya que, con este gran acto de Amor de nuestra Santísima Trinidad, muchos se convertirán.

Para mí, es un premio que tendrán las personas que se conviertan en este período, excepto los Elegidos: No vivirán la gran tribulación (pero es probable que se ponga a prueba su fe con algún evento, como la caída de un asteroide ya mencionado) y no sufrirán la muerte física, ya que en un abrir y cerrar de ojos serán llevados al Cielo (El Rapto). Ver Mateo 24: 40 y 41, Apoc. 7: 13 y 14, entre otros.

LA CONVERSIÓN

No espere, la Conversión no es fácil, no basta con pedir perdón y confesarse ya que hay que adecuar los cinco sentidos (vista, oído, gusto, tacto y olfato) y la forma de pensar para lograrlo. Es un cambio radical para una persona. Tiene que luchar con su ego, hacerse humilde, pero se puede lograr con la ayuda de Dios.

Además, hay que hacer penitencia, reparación, ayuno y orar, orar mucho.

EL AVISO

Toda persona mayor de 7 años, será tomada en el espíritu y llevada por Ángeles a la eternidad. Allí se nos mostrará todo lo malo que hemos hecho y todo lo bueno que dejamos de hacer (lo veremos como los ve Dios, es decir con los ojos del alma), los creyentes seremos juzgados y pagaremos nuestras culpas en el Purgatorio, los creyentes tibios (por ejemplo: aquellos que solo rezan cuando se van a dormir) serán llevados además a conocer el infierno, porque están más cerca de condenarse que de llegar al Cielo. Los no creyentes serán enviados al infierno y muchos al darse cuenta de lo que les espera morirán de la impresión y no tendrán tiempo de pedir perdón.

Esto evento durará aprox. Entre 15 y 20 minutos terrenales y al volver a la tierra se recordará como un sueño místico, pero dejará su huella en nosotros porque muchos se convertirán.

Como en la película: Canción de Navidad, Cuento de Navidad o El cántico de Navidad, cuyo título original en inglés es A Christmas Carol

Sinopsis: Ebenezer Scrooge es un hombre mezquino y desalmado. El día de Navidad se presentan en su casa los fantasmas de las Navidades Pasadas, Presentes y Futuras, que lo obligan a contemplar no sólo los errores que ha cometido, sino las consecuencias que su conducta tendrá en el futuro. Esa visión cambia el corazón del viejo Scrooge que intentará reparar todo el mal que ha hecho antes de que sea demasiado tarde. Adaptación televisiva del famoso relato del escritor inglés Charles Dickens.

https://youtu.be/6FMhlZDpwD0

LOS NIÑOS HASTA 7 AÑOS

Los niños de esta edad, son inocentes y por consiguiente no son considerados en EL AVISO y también no son considerados para vivir la GRAN TRIBULACIÓN.

Sé que los Ángeles los vendrán a buscar, pero no sé si será en el “primer ay a la humanidad”, segundos antes del Aviso o en El Rapto junto con las demás personas convertidas por amor a Dios.

EL RAPTO

Para mí, es un premio de Dios para las personas que se han convertido antes y durante el tiempo de Misericordia.

Hay personas que han sido avisadas de este evento y lo han compartido en las redes sociales o YouTube. Lo que tienen en común, es que cuando se vean dos lunas o pareciesen dos lunas, pues será un asteroide o cometa que se irá acercando a la tierra y luego chocara contra ella. Es en el momento del terremoto que se genere por el choque que ocurrirá el arrebatamiento.

Junto con el arrebatamiento también se irá el santo espíritu de Dios y el hombre quedará solo y a merced de los demonios.

https://www.youtube.com/watch?v=ZOrHgw7nRLE

https://www.youtube.com/watch?v=1X4pbWaXrj8

LOS ELEGIDOS

Ellos no se irán en el Arrebatamiento, con ellos ocurrirá un segundo Pentecostés y se quedarán para ayudar a los que se queden atrás, ayudarlos en la conversión y a ayudarlos a pasar todas las pruebas por venir.

LOS QUE SE QUEDAN ATRÁS

Son los Tibios y los no creyentes entre otros, en este periodo se vivirá igual que en una película de terror. Las pruebas son muchas: Guerra, Terremotos, Tsunamis, Volcanes, Pestes, Hambruna, Fuego del Cielo, obligarán a ponerse el “Chip” que es la marca de la bestia y lo más terrible será con los espíritus invisibles y con los encarnados. Como nos dice nuestro señor, la mente será el campo de batalla y para ganarla deberemos aprendernos oraciones especiales y de memoria para luchar contra ellos, otros simplemente serán poseídos.

En este tiempo seremos ayudados por los “Elegidos” y por el Ángel de Paz que enviará nuestro Señor.

QUE LA PAZ ESTE CONTIGO


 

Que la Paz quede con vosotros. Que la Paz quede en cada uno de los que están en este grupo ahora y los que no han llegado. Que Mi Paz quede en vuestros hogares. Que Mi Paz quede en vuestros hijos. Que Mi Paz quede en vuestra Patria. Que Mi Paz quede en la Iglesia. Que Mi Paz quede en el Mundo entero. Que Mi Paz quede en todo lo creado, visible e invisible. Que Mi Paz transforme todo, para que vosotros regreséis a donde pertenecéis, a la Casa Paterna, en donde tendréis Mi Paz por siempre.

Jul 06_17: “Que la Paz esté con vosotros”, no es un simple saludo, es toda una efusión de Amor.


=============================

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a J. V.

=============================

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.

Sobre: Cuando el hombre escucha “que la Paz esté contigo” o “que la Paz esté con vosotros” o “que la Paz esté en este lugar”, en ese momento, por Fe, están aceptando Mi Presencia en medio de vosotros y, como os dije, en ese momento, todo se vuelve un ambiente de Paz.

Que la Paz quede con vosotros, Mis pequeños. Hace tiempo os pedí que a donde fuerais, dejarais Mi Paz. Esto es muy importante, Mis pequeños, no es un simple saludo, es toda una efusión de Amor y de Protección.

Cuando vosotros dejáis Mi Paz, en ese momento, todo el ambiente espiritual cambia. Dejar Mi Paz en un lugar y a los que están en ese lugar, es un favor inmenso que vosotros hacéis en lo espiritual, que Me dejáis hacer a Mí, vuestro Dios, con vuestros hermanos.


Al dejar Mi Paz, primeramente, los que estén ahí reunidos, cambiarán. El simple hecho de escuchar “Paz”, en ese momento, hay un cambio interno, íntimo, en donde vuestros problemas, vuestros dolores, vuestras sensaciones, vuestra vida alborotada, todo cambia. En ese momento, Soy Yo el que entra en acción en la persona, porque la Paz, viene de Mí, Soy Yo, vuestro Dios, en esa palabra, en la Paz. Y, por otro lado, satanás, se va, desaloja el lugar, porque él no soporta ni Mi Amor ni Mi Paz, porque él es todo lo contrario, él causa guerra, es destructor y no puede vivir donde haya Paz, porque él la perdió, como perdió Mi Amor, Virtudes, dones Místicos, infinidad de Bendiciones que tenía antes de su pecado grave.


Cuando el hombre escucha “que la Paz esté contigo” o “que la Paz esté con vosotros” o “que la Paz esté en este lugar”, en ese momento, por Fe, están aceptando Mi Presencia en medio de vosotros y, como os dije, en ese momento, todo se vuelve un ambiente de Paz. Os calmáis si tenéis problemas en el hogar, os tranquilizáis, y así, empiezan a suceder situaciones positivas que van a ayudar a todos los que reciban este saludo y, ese saludo, Soy Yo, vuestro Dios, Cristo Jesús.


Cuando estuve en la Tierra, entre los hombres, ese era Mi Saludo para todos aquellos que Me recibían. Recibían Mi Presencia, porque Yo Soy la Paz. Mi Saludo anunciaba enseguida Mi Presencia. Yo les decía “que la Paz esté con vosotros, inmediatamente, Yo entraba en acción y, así, todos aquellos que estaban ahí, aceptaban Mi Presencia, Mis Palabras, Mis Enseñanzas, Mis Milagros.


La Paz en un corazón, debe existir absolutamente, no podéis hacer grandes cosas si no hay Paz en vuestro corazón, en todo vuestro ser. La Paz os permite pensar de mejor manera; si tenéis Paz, podéis decidir, perfectamente, el qué hacer y el qué no hacer. Con la Paz en vuestro corazón, podéis acercaros a Mí, porque Yo no concibo a un alma en estado alterado que se pueda acercar a Mí, salvo que sea una insistencia, algo grave que le esté sucediendo y que requiera la urgencia de Mi Presencia y de Mi actuación, para resolver sus necesidades. Pero, normalmente, en vuestra vida diaria, no os podéis presentar ante Mí, como os dije, en un estado alterado, porque no estaréis pensando correctamente, estaréis pensando en vuestro problema.


Ciertamente, os calmaré, pero la mejor forma en que os acerquéis a Mí, es estando tranquilos, para que podáis contarme todo lo que os sucede y podáis tomar de Mí, esa Paz que tanto necesitáis o necesitaréis para resolver vuestros problemas.



Todos necesitáis de Mí Paz. Todos vosotros necesitáis momentos de tranquilidad, momentos en los que solamente estemos vosotros y Yo, en lo particular. Que sean momentos en los que no estéis corriendo ni estéis necesitando algo urgentemente. Quiero platicar con Mis hermanos, quiero platicar con Mis hijos, quiero estar con vosotros, porque Yo os necesito a vosotros y vosotros necesitáis de Mí, ese es el coloquio Divino, en el cual estemos platicando, tranquilamente, de todo lo que es vuestra vida, de todo lo que sois vosotros.


Dejad, pues, Mis pequeños, que Mi Paz inunde vuestro corazón y vuestra vida. Si vosotros tenéis Paz en vuestro corazón y en vuestra vida, la iréis irradiando a todos aquellos que entren en contacto con vosotros.


En situaciones difíciles, deberéis poner Paz, pidiéndomela a Mí, vosotros la necesitaréis, pero se necesita que vosotros seáis conscientes de que los que están a vuestro alrededor, os necesitan. No podéis pedir la Paz e irradiarla, si vosotros mismos no la habéis recibido de Mí.


Es imprescindible, Mis pequeños que entendáis esto y que lo viváis, para que podáis ir eliminando la maldad, que siempre está a vuestro alrededor. Vayáis donde vayáis atraed Mi Presencia y al desear la Paz, dejad, también, un deseo de cambio, pedido por aquellos que están recibiendo Mi Paz, interceded por ellos, para que vayan recibiendo ese cambio interno, íntimo y ellos, a la vez, al recibir ese deseo de Paz, puedan transmitirlo a otros.


Mucho se pierde, Mis pequeños, dentro de las relaciones humanas espirituales, al no saber cómo convivir con vuestros hermanos. Estáis viviendo una vorágine, estáis viviendo un ataque, podría decir, masivo de satanás, os está llevando a un descontrol total de vuestra vida. Problemas por un lado, problemas por el otro, atacándoos en vida, en vuestra vida, atacándoos en lo espiritual y, de seguir así, empezaréis a ver cosas muy desagradables, que no quiero que lleguéis a ellas.


Satanás os va cerrando puertas, os va impidiendo que encontréis la Verdad y la realidad en vuestra vida, os va llevando, como os he dicho, a callejones sin salida. No permitáis que satanás haga su obra en vosotros, si vosotros os separáis de Mí, en ese momento, perdéis la Paz y vuestro corazón se empieza a vaciar de Mi Presencia. ¡Cómo podréis vosotros mismos, desear la Paz a vuestros hermanos, si no la tenéis en vuestro interior!


Recordad, que estáis llevando a vuestros hermanos Mi Presencia, Me estáis llevando a Mí y Me estáis dejando a vuestros hermanos al desearles la Paz. No sois vosotros los que os estáis presentando ante vuestros hermanos, Soy Yo, vuestro Dios, el que está quedando en ese lugar, el que está quedando en los corazones a quienes les estáis deseando la Paz.


Tenéis que ser conscientes, Mis pequeños, de todas estas Verdades, porque estáis llevando a cabo una misión Divina y necesitáis mucha protección y guía de Mi parte, no podéis vivir solos, a fuerza necesitáis de Mí, vuestro Dios, para salir triunfantes de vuestra misión.


Debéis estar conscientes, Mis pequeños, en que, mientras más dejéis Mi Presencia, dejéis Mi Paz, dejéis Mi Amor, entre los vuestros, el ataque de satanás, será más intenso.


El mal os acecha en todo momento y os debéis proteger, es una realidad que estáis viviendo, y la estáis viendo, la estáis sintiendo y así como sentís Mi Amor, sentís Mi Paz, también, sentís la maldad que os rodea.


Dad ayuda a todos los que podáis; sois intercesores. Hagáis lo que hagáis, muchas almas dependen de vuestra intercesión.


Buscad, pues, Mis pequeños, agradarme en todo momento, Me pertenecéis, sois Míos, Me di por vosotros. Mi Corazón Sacratísimo, late ardientemente por vuestro amor, amor que poco recibo, amor que quisiera tener en Mi Corazón, pero en una forma grande, inmensa, pero, no es así, Mis pequeños, son pocos, muy pocos, los que se acercan a Mí, los que piden, primeramente, tener esa Paz en su interior, porque os he dicho que nadie puede dar lo que no tiene.


Debéis vivir, primeramente, vosotros Mi Paz y cuando estéis llenos de ella, podréis darla, pero os debéis llenar de Mi Paz, de Mi Amor, Virtudes, Carismas, todo lo que tengáis, Yo, vuestro Dios, os lo he dado. Compartid, compartid todos los regalos espirituales que os doy; pero, sobre todo, Mis pequeños, orad intensamente, por vuestros hermanos. Os he dicho que tenéis esa Gracia inmensa sobre Mí, ese poder que os he dado, ese don, el de interceder por vuestros hermanos. Es una realidad el que Yo Me ate Mis Manos, y si vosotros no Me pedís que interceda y derrame Mis Bendiciones sobre los vuestros, no lo haré si no Me lo pedís.


Os he dicho que os volvéis corredentores junto Conmigo, al daros por vuestros hermanos; es una obligación de Amor y la estáis desperdiciando. Muchas almas, solamente, se salvarán así, por vuestra intercesión, porque hay muchas que ya no oran por sí mismas, porque no creen, porque no pueden, o porque no les interesa; pero, en la realidad, es que no saben lo que están haciendo, y vosotros debéis ayudarles, debéis traerlas a Mi Corazón, las pondré ahí. A estas almas y a todas las almas que Me traigáis, las purificaré, pero gracias a vuestra intercesión y al amor que pongáis en vuestra misión de intercesión.


Ahora, os digo Yo: Que la Paz quede con vosotros. Que la Paz quede en cada uno de los que están en este grupo ahora y los que no han llegado. Que Mi Paz quede en vuestros hogares. Que Mi Paz quede en vuestros hijos. Que Mi Paz quede en vuestra Patria. Que Mi Paz quede en la Iglesia. Que Mi Paz quede en el Mundo entero. Que Mi Paz quede en todo lo creado, visible e invisible. Que Mi Paz transforme todo, para que vosotros regreséis a donde pertenecéis, a la Casa Paterna, en donde tendréis Mi Paz por siempre.

Gracias, Mis pequeños.

Fuente: http://www.diospadresemanifiesta.com/

El GRAN AVISO será un evento dramático



94. 
Los Cielos se abrirán durante el GRAN AVISO


Lunes, 23 de mayo del 2011, a las 14:40 hrs.

Mi muy querida y amada hija, estás sufriendo el tormento que Yo soporto por los pecados del hombre. Esto es como se siente. Ahora estás vislumbrando solo una diminuta fracción de Mis sufrimientos que enfrento cada minuto de tu vida. No hay nada que temer, Mi querida hija, acerca del GRAN AVISO.

El GRAN AVISO será un evento dramático

Conmocionará a mucha gente en el mundo, ya que será un evento dramático, donde los cielos se abrirán y las llamas de la Misericordia serán lanzadas a través del mundo. Porque mucha gente no entenderá lo que está pasando, tan conmocionados estarán, que ellos equivocadamente, creerán que están presenciando el fin del mundo. Díganles que se regocijen cuando sean testigos de Mi Gloria, porque este, si están apropiadamente preparados para esto, será el más espectacular ejemplo de Mi Misericordia desde el día de Mi Crucifixión. Estas, hijos Míos, serán sus gracias de salvación y van a prevenir a aquellos que de otra manera habrían sido condenados a entrar a las profundidades del infierno.

A todos Mis hijos en todas partes deben advertir a las almas perdidas qué esperar. Urjanles a buscar reconciliación a través de confesar sus pecados ahora. Es importante que tanta gente como sea posible estén en estado de gracia de antemano porque pueda que no sobrevivan este evento debido al choque. Es mucho mejor atestiguar este Divino y Espectacular evento primero, en lugar de no estar preparados en el día del Juicio.

Manténganse fuertes todos ustedes. Regocíjense si son devotos seguidores, porque se les mostrará un vislumbre de Mi Divina Presencia, que sus ancestros nunca vieron durante su vida. Recen por el resto de Mis hijos. Díganles la verdad ahora, mientras pueden. Ignoren sus burlas, para que tomen medidas ahora, rezando por el perdón de sus pecados, que les agradecerán después de que este gran milagro se lleve a cabo.

Vayan ahora en paz. No estén temerosos. Solo recen por esta almas sin fe, para que no mueran en pecado mortal.

Su Divino Salvador, Jesucristo